El trato recibido se puede resumir en una palabra: EXQUISITO.
Jesús es una persona que te inspira confianza desde el primer momento en que lo tratas.
Consiguieron vender mi piso en un momento de gran dificultad y a un precio que mejoraba las expectativas. A lo largo del proceso las cosas fueron según lo esperado y no me llevé ninguna sorpresa. Dan la sensación de tener todo bajo control, hasta el último detalle. No sólo no hay peros que poner, sino que incluso en más de una ocasión han tenido detalles que van más allá de su obligación profesional. Han pasado más de dos años y aún siguen ofreciéndonos servicios sin cargo.
A mí no se me ocurre una manera mejor de tratar a un cliente.
 
Anuncios

Agustín